Ir al contenido

Aceites esenciales Incienso -Boswellia frereana de doTERRA |

por DOTERRA
$ 1,967.00
o págalo en
4 pagos
de
con
Conoce más.
SKU 30070608

Componentes químicos principales: α-pinene , limonene, α-thujene

DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO:

Uno de los valiosos aceites de las ofrendas divinas, y también conocido  emocionalmente como el "aceite de la verdad"  con sus amorosos  147 MHz de vibración lo hace ser  reconocido como uno de los aceites esenciales más preciados y preciosos,

El incienso de DoTERRA tiene  extraordinarios beneficios para la salud. Además de su notoriedad en el Nuevo Testamento, los babilonios y los asirios quemaban incienso en las ceremonias religiosas y los antiguos egipcios usaban resina de incienso para todo, desde perfumes hasta pomadas para aliviar la piel. Este conocimiento de siglos de antigüedad contribuye a los usos modernos del incienso en la actualidad. Sus propiedades calmantes y embellecedoras se utilizan para rejuvenecer la piel y reducir la apariencia de las imperfecciones. Como el rey de los aceites, el incienso es conocido por apoyar la función celular saludable.* Cuando se inhala o difunde, el incienso promueve sentimientos de paz, relajación, satisfacción y bienestar general.

USOS: 

  • Da masaje con incienso en las manos después de un largo día de trabajar en el jardín para un efecto cálido y relajante.
  • Reduce la apariencia de las imperfecciones de la piel.
  • Se puede aplicar en la planta de los pies para promover sentimientos de relajación y para equilibrar el estado de ánimo. 
  • Toma una a dos gotas en una cápsula vegetal para apoyar la función celular saludable.
 INSTRUCCIONES DE USO: Difusión: Utiliza tres a cuatro gotas en el difusor de tu elección. Uso interno: Diluye una gota en 4 oz fl. de líquido. Uso tópico: Aplica una a dos gotas en la zona deseada. Diluye con aceite fraccionado de coco de dōTERRA para minimizar cualquier sensibilidad en la piel. A continuación precauciones adicionales. PRECAUCIONES Posible sensibilidad de la piel. Mantén fuera del alcance de los niños. Si estás embarazada, amamantando o bajo cuidado médico, consulta a tu médico. Evita el contacto con los ojos, oídos internos y zonas sensibles.